sábado, 14 de octubre de 2017

La ayuda humanitaria: nueva modalidad del intervencionismo imperial

Por Sergio Rodríguez Gelfenstein:

El 15 de diciembre de 1999 ocurrió en Venezuela el peor desastre natural de su historia, cientos de toneladas de piedras y árboles cayeron desde la montaña hacia la costa oriental del Estado Vargas, causando destrucción y muerte al paso de las aguas que bajaron con furia inusitada después de un día en que los pluviómetros marcaron en un día la misma cantidad de lluvia caída que la de todo un año normal. Se calcula que hubo alrededor de 25.000 muertos, aunque esa cifra nunca ha podido ser corroborada



Ese día también hubo elecciones: se votaba en referéndum para aprobar la nueva Constitución que había sido redactada tras largos meses de duro trabajo. Por ello, en cumplimiento del “Plan República” que conmina a la Fuerza Armada a prestar apoyo y seguridad al ente electoral, los militares estaban desplegados a lo largo y ancho del país. Fue un hecho providencial, dado que el terrible impacto del desastre natural, pudo tener una respuesta inmediata de parte de la institución castrense después de recibir la orden del Presidente Chávez de volcarse en la ayuda de la población. Tal vez por primera vez en la historia, la ciudadanía percibió que la institución armada era amiga y cercana al pueblo. Este hecho marcó una pauta de futuro en la relación cívica militaren el país.

Varios países amigos acudieron solidariamente en socorro de Venezuela prestando asistencia material y humana, así mismo, casi de inmediato, el gobierno de Estados Unidos presidido por Bill Clinton resolvió sin consultar con su par venezolano, enviar barcos de su armada cargados de marines quienes no se caracterizan precisamente por su carácter humanitario. El presidente Chávez rechazó la intromisión estadounidense y no permitió que esos navíos atracaran en los puertos del país, en una decisión que desató impúdicamente el feroz repudio de una oposición acostumbrada a acatar la medida yanqui, aún cuando esta fuera violatoria de la soberanía nacional.

Años después, en 2005, Naciones Unidas aprobó la “Doctrina de la Responsabilidad de Proteger” como instrumento para “intervenir humanitariamente” en aquellos países en que el Estado no tiene capacidad de impedir que su población sea objeto de crímenes graves. En el papel, dicha doctrina aparece como un paso adelante en el acto no solo de proteger a las víctimas, también en la salvaguarda de la paz y la seguridad internacional cuando la violación sistemática de derechos humanos puede conducir a la grave alteración de la situación política de un país, incluso con el peligro de que tal situación supere las fronteras nacionales. Hasta ahí, todo está bien, pero cuando se vive en un sistema internacional bajo la égida dictatorial de las cinco potencias que ocupan puestos permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU, tal instrumento solo sirve -como tristemente han demostrado los hechos- para legitimar la injerencia y la intervención en los asuntos internos de los Estados.

El caso más elocuente en este sentido ha sido el de Libia en 2011, pero aquí, en nuestra región, un año antes en enero de 2010, las fuerzas armadas de Estados Unidos si lograron el propósito de instalarse en Haití, incluso ocupando el derruido palacio de gobierno, y sembrando la muerte de decenas de ciudadanos que pululaban por las calles de Puerto Príncipe clamando por comida y atención médica. Los humanitarios marines estadounidenses no hallaron mejor solución que disparar a mansalva “para eliminar el problema”. Pero los grandes ganadores de la tragedia de Haití fueron el ex presidente Bill Clinton (el mismo que había enviado sus barcos a Venezuela) quien junto a su esposa y actuando como Enviado Especial de la ONU, colíder del Fondo Clinton-Bush para Haití (junto al también ex presidente George W. Bush) y copresidente de la Comisión Interina de Recuperación de Haití, un órgano semi gubernamental de planificación de Estados Unidos hicieran el negocio de su vida, recaudando cientos de millones de dólares que no llegaron a las víctimas del desolado país sino a sus arcas personales, incluso recibiendo promoción (que posteriormente se hizo pública) de su esposa, la en ese entonces Secretaria de Estado.

Ahora, cuando se ha producido una avalancha de violentos huracanes que han afectado la región, Estados Unidos se vale de ello para militarizar el Caribe, recomponiendo su aparato militar y aprovechando de entrenar a sus tropas para futuras acciones intervencionistas. No por conocido, el método de apelar a la “ayuda humanitaria” deja de ser pernicioso: primero, la USAID acude al país devastado, una vez que constata la insuficiencia de su capacidad, se solicita la presencia de las Fuerzas Armadas. Vale recordar que el presupuesto de la USAID para América Latina en el año fiscal que comenzó el pasado 1° de octubre sufrió un recorte del 60%, mientras que el del Pentágono creció en un 10%.

En este caso 300 marines dislocados en Honduras, fueron movilizados para “brindar apoyo” al Caribe. Aunque esta es teóricamente una de las misiones del Comando Sur, en la historia y en el pensamiento de los pueblos de la región está presente que la tal ayuda humanitaria es uno de los tantos subterfugios de Estados Unidos para consolidar su posicionamiento militar en regiones donde necesita establecer una presencia de carácter estratégico.  El problema fundamental es que la estancia de la armada de Estados Unidos en algunos casos no se justifica, cuando lo que realmente se necesitan son médicos, rescatistas y personal de apoyo logístico especializado, no tropas capacitadas para invasiones, ocupaciones, desembarcos o incursiones como los son las fuerzas de infantería de marina de la Armada de Estados Unidos. Por ejemplo, se ha informado que una de las unidades movilizadas hacia Puerto Rico es la 101 División Aerotransportada (DAT) la que junto a la 82 División Aerotransportada configuran las fuerzas de intervención militar de élite. En sus 75 años de existencia la 101 DAT jamás ha cumplido una misión de este tipo, mientras que si se le ha conocido por ser ariete de las agresiones militares estadounidenses en Vietnam, Laos, Afganistán e Irak.

La aceptación de estas operaciones a través de las cuáles el Pentágono se ofrece para conceder ayuda transitoria, se ejecutan a partir de la instalación de Centros de Emergencia Regionales, que se transforman en la mampara preferida para incoar e establecimiento de bases militares de tiempo completo.

En el caso de Puerto Rico, además, el gobierno estadounidense y los militares que controlan el poder en ese país, han decidido desplegar aviones, helicópteros y barcos de la Armada, procedentes de doce estados de la unión americana, destacando entre ellos el buque de asalto anfibio USS Kearsarge, que se encarga de inspeccionar las costas para ubicar probables puntos de desembarco, así mismo 20 unidades de aviación,  infantería de marina y logística conforman el contingente militar enviado a Puerto Rico ante las mermadas capacidades de la USAID y los mecanismos civiles de real ayuda humanitaria.

La opinión pública puertorriqueña no ha tardado en manifestar su preocupación por la probable temporalidad de la presencia de estas fuerzas militares en la isla, y no han dudado en expresar la inquietud que desata la posibilidad de una larga estadía del ejército imperial en este país, colonia de Estados Unidos. La imagen de Haití tras el terremoto de 2010 está presente en el imaginario del pueblo borincano donde como recuerda Francisco Santiago, Copresidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) “estuvieron mucho tiempo dirigiendo el país”. Esta situación acaecida en Haití, establece un paralelo con Puerto Rico donde ha sido designado el Teniente General Jeffrey Buchanan a cargo de las operaciones para el manejo de la emergencia, con lo que además del control financiero directo de Estados Unidos al país, ahora ha sumado también un gobernante militar de facto ejerciendo la supremacía sobre la sociedad boricua.

Estas operaciones, vienen a complementar una serie de acciones del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, que llegó incluso a consumarse en la amenaza del presidente Trump de intervenir militarmente en el país. Además de este despliegue bélico inusitado, en junio del presente año se realizó en las cercanías de las costas de Venezuela el ejercicio militar y naval Tradewinds 2017 con la participación de 18 países, bajo conducción del Comando Sur de Estados Unidos, también presentado como "una maniobra multinacional de seguridad marítima y respuesta a desastres en el Caribe”.

Sin embargo, la vida se encargó muy pronto y de forma lamentable de demostrar que tras el paso de los huracanes Irma y María, la tan cacareada ayuda humanitaria de Estados Unidos se ha reducido a publicidad en las redes sociales, a un apoyo retórico que no se ha manifestado en la práctica, y que además está totalmente alejado de las capacidades y las potencialidades económicas del país del norte, desnudando con ello, su verdadera catadura intervencionista y su desinterés en los pueblos de América, si no es con ánimo agresivo y expoliador.

En el ámbito más amplio estas acciones se inscriben dentro de la Operación Venezuela Freedom 2, elaborada e implementada por el Comando Sur, la OEA y el grupo de países autodenominados “Perritos simpáticos en la alfombra” constituido por 13 gobiernos de la región subordinados políticamente a Estados Unidos.

sergioro07@hotmail.com 

El Secretario General de la OEA

Por Carlos E. Lippo: 
Está promoviendo una intervención militar en Venezuela! 

Desde su propia creación la OEA, esa vetusta organización que habrá de cumplir el año próximo 70 años de infausta existencia, ha cohonestado todos los golpes de estado promovidos por los Estados Unidos para derrocar gobiernos legítimamente constituidos que no han sido de su gusto, no menos de 32 en este período (1), al aceptar en su seno sin mayores trámites a los representantes de los respectivos gobiernos de facto, comenzando por el golpe militar propinado a Don Rómulo Gallegos, primer presidente venezolano electo por votación universal, directa y secreta, en noviembre de 1948, hasta terminar con el reciente golpe de estado parlamentario propinado a Dilma Rousseff en la República Federativa de Brasil. Aunque sólo fuera por esto, la OEA tendría bien merecido el apodo de “Ministerio de Colonias de los Estados Unidos”, con el cual se refiriese a ella el ex canciller de Cuba Raúl Roa en medio de aquel denigrante proceso que terminó con la exclusión de su país del sistema interamericano, en enero de 1962.



Pero no es sólo esto, es que diez intervenciones armadas estadounidenses en países latinoamericanos (1 y 2), dos de ellas autorizadas por los gobiernos de turno en Colombia (con fuerzas militares de todo tipo) y en Méjico (con fuerzas policiales), no por autorizadas menos letales, no provocaron la más mínima reacción de rechazo en el seno de la OEA. Siendo necesario destacar que: en el caso de la invasión a la República Dominicana, en 1965, la OEA no sólo dio su beneplácito sino que la acompaño con fuerzas militares reclutadas entre los países miembros;  y algo similar ocurrió en el caso de la invasión a Haití, en el 2010, producida con la excusa de prestar ayuda humanitaria en ocasión de un terremoto que muchos dicen que fue generado por los mismos gringos y que fue sostenida hasta el 2015, “apoyando”  al MINUSTAH, misión de la ONU desplegada en Haití desde el 2004, cuando dieron el golpe al presidente legítimo Jean-Bertrand Aristide.

Bajo la consideración de hechos como los señalados en los párrafos anteriores no puede generar extrañeza alguna la hostilidad manifiesta en contra de la Revolución Bolivariana, demostrada por los secretarios generales de la organización anteriores a Luis Almagro: César Gaviria Trujillo (Colombia) y José Manuel Insulza (Chile).

En efecto, Gaviria Trujillo fue comisionado el 13 de abril de 2002 estando el golpe en pleno desarrollo, para trasladarse a Venezuela en ayuda del golpista Carmona Estanga sólo que a su llegada, dos días más tarde, ya el Comandante Chávez había sido restituido en el poder por la unión cívico militar. Sin embargo, creyéndose un verdadero procónsul del imperio fungió de “facilitador” de la mesa que se estableció para dialogar con la oposición representada por aquel esperpento antecesor de la actual MUD que se llamó la Coordinadora Democrática, con posiciones descaradamente favorables a ella y se mantuvo entre nosotros prácticamente de manera permanente hasta después del referéndum revocatorio de agosto de 2004, al cual concurrieron como observadores (figura que ya no existe en nuestra legislación electoral), la propia OEA y el Centro Carter.

Y por su parte Insulza, satisfaciendo las exigencias del imperio propició dos hechos absolutamente rocambolescos para atacar nuestra revolución; se trata de: la admisión de una falsa denuncia interpuesta personalmente por Álvaro Uribe Vélez  en julio de 2010, dos semanas antes de dejar el cargo, según la cual existían campamentos de la insurgencia colombiana en territorio venezolano, argumento que nuestra delegación desmontó fácilmente puesto que las coordenadas de ubicación de los campamentos señaladas por Uribe, correspondían a territorio colombiano (3);  y un derecho de palabra que intentó conceder a la dirigente opositora venezolana María C. Machado, para intervenir en el Consejo Permanente con base en una acreditación que la hacía representante alterno de Panamá, iniciativa que debía materializarse en marzo de 2014 en pleno auge de las acciones terroristas perpetradas en Venezuela con el nombre de “La Salida”, pero que fue bloqueada por una clamorosa victoria venezolana de 22 votos contra 11 más una abstención (4).

Aun en el marco definido por las actuaciones de secretarios generales tan cipayos y sumisos al imperio no deja de resultar realmente excepcional la conducta del secretario Almagro, quien antes de tomar posesión del cargo, se arrastró impúdicamente ante sus jefes imperiales al fijar su posición en relación a la infame orden ejecutiva de Obama que nos calificaba de amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de su país, que no fue otra que excusar al imperio con la misma argumentación que lo hizo aquel funcionario de medio pelo del departamento de estado que aseguró que en realidad no representábamos tal amenaza sino que se trataba de un problema de redacción, pues para emitir el dichoso decreto se había utilizado un documento proforma que es el usual en los casos de amenazas reales. En aquella oportunidad Almagro declaró a Tele Sur (5) en una entrevista celebrada el 09 de abril en el marco de la VII Cumbre de las Américas en la que Venezuela recibió el apoyo unánime de los países miembros de UNASUR y CELAC, palabras más, palabras menos, que el decreto había sido hecho de “manera automática” ya que se repitió lo mismo que se había dicho en los casos de otros países.

Juzgo innecesario describir la cantidad de intentos que ha hecho el secretario Almagro por aplicarnos la llamada “Carta Democrática” de la OEA, que se traduciría en un tutelaje del país impuesto por una fuerza militar multiestatal, elaborando para ello cuatro informes totalmente falaces, carentes del más mínimo rigor ético; en relación a este bastardo proyecto estimo que basta con señalar que cada vez menos países miembros respaldan las propuestas que a nombre del imperio ha intentado aprobar tanto el en el Consejo Permanente, como en la 47° Asamblea General de la OEA, celebrada en Cancún, Méjico en junio del presente año, en la que la propuesta del imperio fue apoyada por sólo 13 de los 34 países miembros.

A partir de este último fracaso y como quiera que el amo imperial, que ha dado muestras suficientes de no atreverse a invadirnos por sí mismos, no cesa de presionarle y él parece haber sentido desde siempre una especie de obsesión fatal por la Revolución Bolivariana, se ha enfocado en el logro de dos objetivos que a su juicio habrían de servir de eficaz catalizador para provocar la intervención militar que está promoviendo; tales objetivos son: una condena del gobierno de Venezuela en instancias internacionales por el tema de una presunta violación sistemática de los derechos humanos; y la conformación de un gobierno venezolano paralelo ficticio, que desde el exterior del país solicitase la intervención. Después de tantos fracasos no ha inventado nada nuevo este judas latinoamericano procedente de la cantera uruguaya, ya que como se recordará ambos argumentos fueron los más utilizados para justificar la invasión a la Libia de Gadafi en el 2011.

Almagro ha tenido que recurrir a instancias internacionales diferentes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dependiente de la OEA, debido a que desde septiembre de 2013 no formamos parte de este ominoso tribunal en virtud de la denuncia de la Convención  Interamericana de Derechos Humanos que oportunamente hiciese el Comandante Chávez un año antes (6); siendo oportuno recordar que los Estados Unidos, como es su costumbre, nunca han suscrito la citada convención.

Que se encuentra tenazmente abocado a lograr nuestra condena en instancias internacionales es algo demostrable a partir de los siguientes hechos:
•             El nombramiento del ex fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo, como asesor especial de la OEA en temas de crímenes de lesa humanidad (7), el pasado mes de julio, con el propósito de elaborar un informe que sirva para sustentar la acusación con base a lo previsto en el “Estatuto de Roma”; siendo oportuno señalar que el tarifado Moreno Ocampo es el mismo funcionario que logró la condena de Gadafi en la CPI (2011) bajo la absurda acusación de que el líder libio suministraba grandes cantidades del fármaco “Viagra” a sus soldados para que procediesen a violar salvajemente a las mujeres libias de los territorios en rebeldía.
•             Su comparecencia, hace pocos días, ante la  Comisión Europea para la Democracia, con sede permanente en Venecia, para tratar el “tema” de Venezuela, después de haberle enviado sus falaces informes. La extrema complacencia con la que el propio Almagro reseña la noticia se basa  en que dicha instancia, íntimamente vinculada a la OTAN, ya se ha pronunciado de manera preliminar en contra de nuestra Asamblea Nacional Constituyente (8).

Que está intentando por todos los medios a su alcance de instalar un gobierno venezolano paralelo con sede en Washington es algo que no necesita demostración a partir del reconocimiento público otorgado a un grupo de abogados venezolanos, prófugos de la justicia venezolana en los Estados Unidos por haber intentado usurpar las funciones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que comenzarían a funcionar como el TSJ venezolano en el exilio desde uno de los locales de la OEA, a partir de esta misma semana (9). Como Almagro reconoce y aúpa ampliamente a la Asamblea Nacional de Venezuela declarada en desacato por el TSJ legítimo, sólo le faltaría conformar un gobierno paralelo ficticio a la usanza del Consejo Nacional de Transición de Libia, para completar los principales órganos de un pretendido estado venezolano en el exilio.

En verdad que sólo es posible augurarle al secretario Almagro el más rotundo fracaso a raíz de estas nuevas gestiones, que consideramos son producto de la enorme presión que el imperio le genera en medio de su gran frustración por no haber podido doblegarnos después de tantos años de la artera guerra de cuarta generación que nos viene aplicando desde que declaramos el carácter antiimperialista de nuestra revolución.

Decimos que tales gestiones están destinadas al más rotundo fracaso por las siguientes razones:

•             La declaración conjunta sin precedentes en apoyo de Venezuela, suscrita por 63 países en el marco del 36° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (10), hace nugatorio el que Moreno Ocampo pueda demostrar con su informe que la situación de los derechos humanos en Venezuela amerite una investigación por parte de la CPI, y más aun a raíz del hecho de que este corrupto funcionario está siendo imputado por la propia CPI, al ser acusado de actuar en contra de los intereses de la misma al defender al magnate petrolífero libio Hassan Tatanaki (11).
•             Resulta más que evidente que Venezuela está fuera del alcance de la Comisión de Viena, ya que la misma está conformada por los 47 miembros del Consejo de Europa y otros 14 países: Argelia, Brasil, Chile, Corea del Sur, Costa Rica, Estados Unidos, Israel, Kazajistán, Kosovo, Kirguizistán, Marruecos, México, Perú y Túnez, entre los cuales obviamente no nos encontramos.
•             Es muy poco lo que puede lograr en materia de “justificación” de la invasión un gobierno instalado en Washington, sin jurisdicción alguna sobre ninguna porción del territorio venezolano.

A juicio nuestro, el hecho de que el secretario Almagro debe tener plena conciencia de esta situación, es el que determina que se haya lanzado sin recato alguno a solicitarle la invasión al propio comandante en jefe del Comando Sur, el almirante Kurt Tidd, en ocasión de la celebración de un evento latinoamericano  promovido por el gobernador del Estado de Florida, un obsesivo anti venezolano, tal como orgullosamente lo reseñase el propio secretario en su cuenta Twitter (12), mostrando la fotografía que ilustra este artículo.

A partir de todo lo expuesto en estas notas es que nos atrevemos a señalar, como ya lo ha sugerido el Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, Tarek William Saab (13), que Luis Almagro está promoviendo una intervención armada en Venezuela por parte del imperio y sus aliados.

¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Patria o muerte!
¡Venceremos!

(1)    http://www.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2015/03/Intervenciones-de-Estados-Unidos-en-Am%C3%A9rica-Latina.pdf
(2)    http://www.voltairenet.org/article125406.html
(3)    http://www.avn.info.ve/print/6941
(4)    http://www.eluniversal.com/internacional/140321/oea-cierra-sesion-sin-escuchar-las-denuncias-de-maria-corina-machado
(5)    http://www.telesurtv.net/news/Luis-Almagro-OEA-propondra-agenda-de-trabajo-con-Cuba-20150409-0072.html
(6)    http://cnnespanol.cnn.com/2013/09/10/venezuela-se-retira-de-manera-formal-de-la-corte-interamericana-de-derechos-humanos/#0
(7)    https://www.telesurtv.net/news/OEA-busca-llevar-a-Venezuela-ante-la-Corte-Penal-Internacional-20170914-0003.html
(8)    http://www.notiactual.com/luis-almagro-presento-la-comision-venecia-resumen-la-situacion-venezuela/
(9)    https://www.efe.com/efe/america/portada/el-tribunal-supremo-nombrado-por-parlamento-venezolano-se-instalara-en-la-oea/20000064-3398138
(10)  http://www.misionvenezuelaonu.org/es/sala-de-prensa/noticias/detalle/venezuela-recibe-categorico-apoyo-de-mas-de-60-paises-en-el-consejo-de-derechos-humanos-de-la-onu.html
(11)  http://www.perfil.com/politica/la-corte-penal-internacional-investigara-las-denuncias-contra-moreno-ocampo.phtml
(12)  https://twitter.com/Almagro_OEA2015/status/914893433390673920
(13)  http://eltiempo.com.ve/venezuela/politica/tarek-william-acuso-a-almagro-de-pedir-a-eeuu-una-sancion-militar-contra-venezuela/243148 
celippor@gmail.com


Venezuela "¿A dónde vas, que más valgas?

Por William castillo Pérez  (El Indio):

Abrevar en la cosmovisión y cosmogonía de nuestros pueblos ancestrales, nos dará las más dignas razones, para no emigrar a otros países, con pretextos fácticos, que solo nos muestran como gente indigna, quienes, por calles ajenas van exhibiendo miserias inexistentes. Miserias estas, que avergüenzan y ofenden la memoria de nuestros dignos Libertadores, quienes en el pasado glorioso fueron a otras tierras a ofrecer su esfuerzo, su sangre y su vida generosamente, para darle libertad a esos pueblos. Y que luego de esa entrega, regresaron a Venezuela cargados de gloria, agradecimientos y respeto. Situación contraria, a la que nos expone este grupo minúsculo de insensatos que salen de nuestras fronteras a despotricar de nuestro gentilicio y humillar al país, cuna de la Libertad americana.



Que diferencia entre aquellos héroes auténticos, quienes siguiendo al líder más formidable del siglo 18, y siglos posteriores: El Libertador Simón Bolívar, honraron a Venezuela y escribieron páginas gloriosas, ante esos pueblos y el mundo. He ahí el hecho excelso del joven General Antonio José de Sucre, el Gran Mariscal de Ayacucho, quien luego de haber cubierto la distancia y el tiempo desde su natal Cumana y las frías alturas andinas, coronó sus sienes de laureles en Ayacucho para dar Libertad a esos lejanos pueblos. Apenas 26 años de edad.

Su grandiosa victoria y magnanimidad con el vencido fue descrita para la historia del gentilicio venezolano, cuando el Jefe realista derrotado el Virrey La Serna, quien fue herido y capturado en la batalla, exclamó al encontrarse frente al Gran Mariscal: "Tan joven y con tanta Gloria".

¿Acaso pudiéramos decir algo parecido de cualquiera de quienes, hoy, deambulan por las calles de Lima, Quito, Panamá, Bogotá o Guayaquil, --espacios liberados por jóvenes venezolanos-, dando vergüenza y lastima, por no tener el valor y la enjundia necesaria para quedarse en Venezuela a luchar por defenderla en la hora aciaga. Cuando malsanos propios y extraños amenazan con destruirla?

La historia venezolana está jalonada de hechos sublimes que retratan la calidad humana, civilista solidaria y desprendida del pueblo venezolano. Como lo muestra este relato del General O'Leary edecán del Libertador.

 "Cuenta el General, que presenció un hecho excepcional, indicativo, que junto a los soldados como siempre ocurrió durante la guerra de independencia,  marchaban mujeres por el páramo de Pisba.

Durante la marcha de este día -escribe- me llamó la atención un grupo de soldados que se había detenido cerca del sitio donde me había sentado abrumado de fatiga, y viéndolos afanados, pregunté a uno de ellos qué ocurría. Contestó que la mujer de un soldado del batallón rifles estaba con dolores de parto.

A la mañana siguiente vi a la misma mujer con el recién nacido en brazos y aparentemente en la mejor salud, marchando a retaguardia del batallón. Después del parto, había andado dos leguas por uno de los peores caminos de aquel escabroso terreno."

Tomando en cuenta que gran parte de estas mujeres eran llaneras, y no solo iban acompañando a sus esposos por mantener la unión familiar, iban también, para echar a los españoles de nuestro continente. Iban con decisión a construir la Patria grande.

No es igual, la motivación que esgrimen hoy confundidos y malagradecidos. Hoy tenemos patria, tenemos seguridad social y una revolución que aunque acosada, realiza grandes esfuerzos por garantizar la Paz y la mayor justicia social para el pueblo venezolano. Aun cuando, algunos hermanos, le hacen el juego a la oposición y van a una aventura, donde nadie los esperan, no los quieren, ni los protegerán. Abandonan su propia patria, donde, gracias al Estado y el esfuerzo y dedicación de sus Padres y/o representantes, lograron lo  que hoy van a regalar en otras tierras. Ignorando supinamente que aquí en cualquier  trance favorable o desgraciado, tendrán siempre, una madre, un padre, una abuela, abuelo, hermanos, tíos, amigos, una CNRBV, una ley del trabajo que le protege, inmovilidad laboral, educación gratuita y de calidad, salud gratuita y garantía de todos los ddhh.

En estos momentos, la revolución incorpora cientos de miles de jóvenes al plan chamba juvenil, donde van a laborar y seguir estudiando y formándose para la vida útil, con el único límite de su propio interés y deseo, en su hábitat natural y el disfrute de todos los derechos que le garantiza la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Para explotar y desarrollar esa actividad que te ofrece la Chamba juvenil tienes sin restricción más de un millón de Km2, de tierra fértil, la mayor reserva de petróleo de planeta, el arco minero con la segunda reserva de oro, de coltan, torio, hierro, bauxita y otros. Tienes costas, mares y ríos y hay mucho más.

¿Acaso hiciste un inventario de tus haberes, derechos, saberes y obligaciones para con tú Patria, tú familia, tú descendencia y contigo?

Es pertinente rectificar, no traiciones tus genes.

¡Independencia y patria socialista y soberana!
¡Chávez vive!
¡La patria sigue!
¡Viviremos y venceremos!


pereznarw@gmail.com

Descubrimiento o resistencia Indígena

Por Homar Garcés:

Declarado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, en Día de la Resistencia Indígena, el 12 de Octubre parte de un equívoco que pocos se han atrevido a refutar, aún a sabiendas que ese día de 1492 no se produjo -al menos así lo registra la historia legada, precisamente, por los primeros “visitantes” europeos que arribaron a estas tierras hasta entonces desconocidas para ellos, no así para sus pobladores originarios- un enfrentamiento de civilizaciones o, en el caso que nos motiva, una resistencia indígena a la llegada de Cristóbal Colón y de su avanzada mercantilista y conquistadora a la isla caribeña de Guanahaní.



Inicialmente se puede creer que este primer encuentro entre los pobladores de la vieja Europa y los pobladores de Abya Yala, nuestra América, produjo un asombro mutuo ante gentes de habla, fisonomía y costumbres diametralmente diferentes. Aunque esto pase desapercibido para algunas personas de buena fe que desean reivindicar románticamente la existencia, la dignidad y las culturas de los pueblos precolombinos y de aquellos que han sobrevivido a la vorágine capitalista, pasada y presente; es necesario puntualizar que la resistencia indígena ante la invasión y el saqueo de los primeros europeos no pudo producirse en tal fecha, sino posteriormente, siendo el primer combate contra la guarnición dejada por el Almirante en la isla de Guanahaní, como lo señaló alguna vez el historiador venezolano Wladimir Acosta, sin que ello minimice la intención de revisar, en su verdadero contexto, lo ocurrido en este continente a partir de ese momento.

Se ignora y se pasa por alto el hecho que la Corona española les dio potestad a los conquistadores, mediante Real Cédula emitida el 23 de agosto de 1503, para esclavizar a los indígenas caribes bajo el pretexto de ser caníbales. Cosa semejante ocurre con el acto dictado por el Juez de Vara y Justicia Mayor de la isla La Española, del 5 de noviembre de 1510, que declara a la provincia de Uriapari (la Guayana) región de caribes, autorizando a sus huestes a cazarlos y venderlos como esclavos. Bastaba entonces acusar a cualquier indígena rebelde de ser caribe para aplicarle esta norma y, en caso de persistir en su rebeldía, matarlo impunemente, dado que se les consideraba carentes de alma, según lo dictaminara la arrogancia católica europea, aunque posteriormente lo enmendara. A partir de esta realidad salvaje es cuando podemos hablar propiamente de resistencia indígena frente al afán depredador del incipiente capitalismo europeo en nuestra América, Abya Yala, y no como se ha querido ver en el momento que tropiezan con estas tierras las tres naos capitaneadas por Colón, ya descubiertas por sus habitantes originarios.

Por lo tanto, no podemos caer en el simplismo que a veces marcan las fechas, sin profundizar realmente en la compresión y análisis desprejuiciados de los acontecimientos históricos desarrollados en ellas y creyendo en una linealidad que nos induce a creer en la fatalidad inexorable del destino. Ocurriría entonces que, vengadores de nuestros ancestros aborígenes, pretendamos ignorar y deslegitimar la herencia común de la cual hacemos gala cotidianamente y que tiene su origen en la vieja Europa: idioma, religión, leyes, nombres y apellidos, estructuras de poder, economía y política, entre otros ingredientes o rasgos de la civilización europea que nos distancia, pese al sentimiento que nos embargue, de nuestros congéneres indígenas, manteniendo viva una polémica histórica y hasta racista que no nos ayuda a explicarnos como continente, al hacerlo según los paradigmas heredados de la vieja cultura euro centrista.-

mandingarebelde@gmail.com 

La pirámide rota

Por Carolina Vásquez Araya: 
Las estructuras sociales pierden su permeabilidad, hoy la pobreza es un estatus fijo.

En Guatemala, las esperanzas de progreso para amplios sectores de la población perteneciente a los estratos medios y pobres resultan cada día más utópicas. El progreso individual, ese estado de superación holística resultado de una educación de calidad y un buen estado físico y psicológico -todo lo cual sumado a un trabajo exitoso propician la realización personal- ha pasado a ser un objetivo lejano en un sistema cuyo concepto de éxito se divorcia progresivamente del esfuerzo bien concebido para casarse con la especulación, el negocio turbio y el dinero fácil.



Para la juventud actual -con marcadas excepciones- el camino se presenta cada vez más difícil y las oportunidades de transitar por la escala social hacia posiciones más ventajosas se topa con obstáculos casi insuperables, como la competencia desleal, la corrupción y sobre todo las estrategias políticas concebidas para mantener a la ciudadanía sometida a los caprichos legales de quienes durante generaciones han cooptado todos los ámbitos del poder.

El panorama no es alentador para las nuevas generaciones, las cuales surgen en oleadas progresivas en número y en expectativas. Un país como Guatemala, cuyos jóvenes representan una mayoría abrumadora, debería destinar también un porcentaje importante de su presupuesto a sus demandas de educación, salud y trabajo, debido a que en esa masa poblacional se encuentra el único germen posible  para garantizar el tránsito indispensable hacia una economía al ritmo del siglo. Pero no lo hace. Las prioridades del sector político, los más desprestigiados y señalados por graves actos de corrupción, tiene otras miras para los fondos estatales. 

Si en la ciudad la juventud se enfrenta a obstáculos cada vez más difíciles de superar, en las demás regiones del país las cosas no son mejores, siendo uno de los mayores problemas la evidente ausencia de Estado en la mayoría de sus departamentos, en donde la administración de justicia –uno de los estamentos fundamentales de una nación- no solo es débil y vulnerable, sino muchas veces ni siquiera es accesible. A eso es preciso añadir la violencia generada por las redes de trata y narcotráfico, las cuales se han infiltrado en la institucionalidad carcomiendo así los cimientos del estado de Derecho y poniendo en jaque la vida de sus habitantes.

En ese escenario tan desfavorable para la niñea y la juventud guatemaltecas no se percibe avance alguno capaz de generar una cierta expectativa de progreso. Este sector tan marginado como numeroso crece y se aglutina en una pirámide cuya base se ensancha cada día más y cuyo ápice se aleja en igual progresión. Es decir, aumenta el número de jóvenes sin estudios ni trabajo y en directa proporción se reducen sus posibilidades de ingresar por su propio esfuerzo en los estratos sociales superiores.

La pirámide, si se pudiera ilustrar de algún modo, está segmentada, rota en 3 partes que han dejado de pertenecer a un solo cuerpo social: una gran masa de ciudadanos transitando desde las clases medias hacia una pobreza cada vez más acentuada y un importante segmento de pobres que no tienen acceso a bienes ni servicios; otro sector menor, integrado por quienes han tenido oportunidades de estudio y empleo pero continúan sometidos a un sistema que les impide aspirar a mayores privilegios y, por último, un puñado mínimo de la sociedad integrado por unas cuantas familias que lo poseen todo y quienes, además de controlar la economía, también dirigen el rumbo de la política y con ello el destino de millones de ciudadanos.

Las nuevas generaciones tienen un papel protagónico en un desarrollo económico con visión global.


elquintopatio@gmail.com

viernes, 13 de octubre de 2017

La desesperación por conseguir medicamentos en Venezuela,

Por: Benito López:

Con el relanzamiento del 0800 Salud Ya   Se transforma en esperanza para pacientes y familiares.
Este domingo 08 de octubre del 2017, el presidente Nicolás Maduro anunció en su programa número 95 de “los domingos con Maduro” el relanzamiento del servicio 0800- SALUD YA. Noticia sin duda alguna, que tendrá gran impacto en los pacientes y familiares que a diario vivimos un peregrinar por encontrar medicamentos para tratamientos permanentes.



El farmacéutico Luís López en su condición de ministro del Poder Popular para la Salud fue el responsable de describir el nuevo procedimiento. En primer lugar, se debe llamar al 0800 SALUD YA (0800-7258392) y suministrar los datos (indispensable poseer el Carnet de la Patria)  requeridos por el operador u operadora. En segundo lugar, esperar entre 48 y 72 horas (2 o 3 días) para que le comuniquen vía telefónica a cual consultorio de Barrio Adentro 100% debe acudir. En tercer lugar, una vez verificado por el médico en el consultorio se le entregará el medicamento (si existe disponibilidad). Cuarto lugar, quedará registrado en el sistema para contactarlo cuando llegue el medicamento o dentro de tres semanas para hacerle nueva entrega si fuera necesario continuarlo.
Además de la información arriba mencionada,  el ministro informó que “el llamado inicial es para las personas que padecen cardiopatías, hipertensión, diabetes y mujeres embarazadas”. Sin embargo, también dijo, que serán 9 patologías en atender.

Dentro de esas 9 patologías, mencionó a los pacientes que requieren tratamiento anticonvulsivos. En ese instante sentí una gran alegría, y pensé en mi hijo, que requiere de manera permanente “Acido Valproico de 500 mg”, por presentar desde hace 16 años “Angioma Cavernoso”. Debo confesar que en los últimos 4 meses no ha sido fácil conseguir ese medicamento. Y pienso en los cientos de venezolanos y venezolanas  que seguramente estarán padeciendo situaciones parecidas a la de mi hijo, con la diferencia que algunos “ubicarán” como responsables del desabastecimiento al gobierno revolucionario. y otros que tenemos consciencia, sabemos que el desabastecimiento desarrollado por la guerra económica, es general, lamentablemente los enemigos de Venezuela incluyeron dentro de sus perversos planes al sector medicinas.

Es entendible, que alguien que padezca una afección de manera crónica o tenga un familiar con esas características, no va a estar contento si no consigue en las farmacias las medicinas requeridas (que sería lo normal, encontrarlas en esos establecimientos). Sin embargo, entendiendo o no, que este desabastecimiento forma parte de la guerra desatada por los sectores opositores  que adversan a la revolución bolivariana. Se le “reclama” al gobierno que haga “algo” para que la gente no se muera por falta de medicinas. Y por eso, digo que este anunció del relanzamiento del sistema 0800 SALUD Ya se acaba de convertir en una significativa esperanza, que puede terminar en un gran reconocimiento de la gente hacia el presidente Maduro y el gobierno bolivariano, al identificarlos como los únicos que trabajan por atender y resolver los problemas del pueblo (mientras que la oposición solo se empeña en destruir y causar caos)

El presidente Nicolás Maduro, dijo que se contaba con 13.928 consultorios Barrio Adentro 100%, 572 Centros de Diagnóstico Integral (CDI), 587 Sala de Rehabilitación Integral (SRI) y 35 Centros de Alta Tecnología (CAT) como apoyo para el suministro de los medicamentos del sistema 0800 SALUD. Y también le recordó al ministro Luís López "Tenemos que garantizar que el sistema de distribución de medicamentos funcione de manera impecable”.

Allí, decía una gran verdad, que encierra varios retos y riesgos. Un reto seria superar el bachaquerismo actualmente presente en el rubro medicinas. Ya que este sector es más crítico que el alimentario, porque con los alimentos uno puede optar por alternativas. Es decir, uno puede decidir no comprar (por los descomunales e ilegales precios que les ponen los Bachaqueros) harina precocida, arroz, o pastas, y consumir raíces y tubérculos. O no comprar más mantequillas, mayonesas, o salsas, y no se muere nadie por eso. Sin embargo, con las medicinas no pasa igual: O las compras o se agrava el paciente (con la desagradable consecuencia de morir).

En mi caso (de mi hijo) recibíamos de manera gratuita Acido Valproico o Valpen,  a través de las instituciones públicas (hasta junio, en proveeduría y establecimientos de salud). Pero  desde junio hasta octubre, hemos tenido que comprar el medicamento llamado  “Valpron” de 180 ml o 250 mg, que solo deberían de distribuirse por las farmacias al precio  justo, (y como nunca allí hay), lo conseguimos en el “mercado” especulativo bachaquero  a  50.000 bs. Y eso le alcanza para cubrir solo una semana de dosis. Lo que nos mantiene en un constante peregrinaje por conseguir “donde haya” para que  no convulsione y se complique. La pregunta: ¿Por qué nunca hay en las farmacias y en los Bachaqueros si? ¿Quién se lo da o vende a los Bachaqueros? ¿Quiénes están interesados en que no se normalice la venta de medicamentos?

 Entre  los riegos a enfrentar de este relanzamiento del 0800 SALUD YA, se encuentra: la corrupción. El presidente Maduro (y el pueblo también) quiere que “el sistema de distribución de medicamentos funcione de manera impecable”, para que esto suceda tiene que redoblarse la supervisión, vigilancia y control de los medicamentos que se almacenen y distribuyan. No la es primera vez que se anuncian importantes dotaciones para los centros de salud y terminan una parte de estos desviándose por los caminos verdes (oscuros) hacia la ilegalidad, hoy denominado bachaquerismo.
benitolopez13@hotmail.com 

La Educación Pertinente en la Venezuela del Siglo XXI

Por Marcel Alejandro Doubront Guerrero:

Primeramente, al hablar de educación, es importante tener en cuenta que el mucho o poco entendimiento de ella puede permitir que se utilice para liberar o para ser esclavizado aun creyendo ser libres, al tomar en cuenta de que esta puede ser para la liberación es si se concibe como un proceso de concienciación donde el educando donde no solo adquiere conocimiento, sino que es capaz de transformarlo para el beneficio colectivo.



Algo concordante con lo que plantea Freire “La educación como práctica de la libertad, al contrario de aquella que es práctica de la dominación, implica la negación del hombre abstracto, aislado, suelto, desligado del mundo, así como la negación del mundo como una realidad ausente de los hombres”.

En relación al otro aspecto el cual forma para ser esclavo aun creyendo ser libre  se refiere a la visión tradicional que hoy todavía mantienen tercamente las universidades,  no solo formando para el mercado laboral y no para una nueva y necesaria economía entre ella de emprendimiento comunal, sino pareciera que de manera premeditada con pensum del siglo pasado y con estrategias mucho más antiguas que los programas de estudios,  el presente criterio se respalda en la concepción de Chomsky sobre la educación cuando deduce “el propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos. Es uno mismo el aprendiz que va a realizar logros durante la educación y, por lo tanto, depende de uno cuánto logremos dominar, adónde lleguemos, cómo usemos ese conocimiento, cómo logremos producir algo nuevo y excitante para nosotros mismos, y tal vez para otros. Ese un concepto de educación. El otro concepto es, esencialmente, Adoctrinamiento”

Ahora bien, cuando se hace referencia a la necesidad de una educación de pertinencia en la Venezuela del siglo XXI indudablemente porque si bien es muy necesario la nueva y necesaria conciencia, también es cierto que sería una parte de la suma de todas las partes para poder crear ese modelo educativo de avanzada el cual se complementaría primeramente con el plan de que queremos lograr a través de la educación en ese contexto Morin en los 7 saberes para la educación del futuro plantea “Existe un problema capital, aún desconocido, cual es el de la  necesidad de promover un conocimiento capaz de abordar los problemas globales y fundamentales para inscribir allí los conocimientos parciales y locales.”

Por ello es tan necesario el plan y no las improvisaciones de algunos rectores y directores de universidades concentrados más en la fotografía que en la complejidad de los resultados, los dogmas de la academia por muchas décadas han secuestrado la verdad de los saberes populares hoy en día tan necesaria para la emancipación de nuestra sociedad, ejemplo de ello evidentemente está el papel de espectadora del alma mater mientras las comunidades producen el alimento, jabones, pañales, alternativas ante la guerra económica promovida más por nuestra incapacidad de tener voluntad para masificar y fortalecer esos medios de producción que establezcan nuevas relaciones de producción en aras de crear un nuevo modelo económico de desarrollo sostenible, dejando en evidencia lo referido por Galano “culto no es aquel que lee más libros,  culto es aquel que es capaz de escuchar al otro”   en ese sentido Martínez Miguelez seguramente también en esa  búsqueda de métodos para la sostenibilidad social desde el humanismo, plantea, “no se trata por consiguiente, de transmisión de información o conocimientos, ni de acrecentamiento del saber por acumulación, sino de crecimiento interior por un proceso de maduración que, abriendo nuevos horizontes y señalando nuevas perspectivas, va desarrollando integralmente la personalidad del estudiante”.

En ese sentido debe establecerse una triada entre el saber científico (o escolarizado) los saberes populares (comunitarios) y el momento histórico o realidad social para no solo vencer la tan mencionada cultura rentista sino concretar el cimiento de libertad el cual mediante una acción integradora trans disciplinemos de manera sostenible en los objetivos planteados, de igual manera este planteamiento amerita un inclaudicable compromiso  en lo político, educativo, social, con lo que se aspira, con lo que se planifica, con lo que resulta y con la determinación de crear el futuro no solo desde el presente sino entendiendo de dónde venimos para no repetir los errores, de los cuales destacan:
La formación con mentalidad reduccionista a nuestros estudiantes universitarios los cuales hacen al entorno parte del problema y decepciona mente no se ven como parte de la solución y deciden lavar baños en el extranjero.

La centralización de los planes educativos lo cual hace que muchos programas de estudios no se correspondan con las condiciones culturales, sociales y productivas de la región mermando el desarrollo regional y promoviendo las migraciones a distintas áreas del país en busca de mejores beneficios económicos.
 El paternalismo estatal sin mecanismos de control el cual auspicia la corrupción en las casas de estudios universitarias en relación a la facturación fantasma de alimentos, transportes, HCM, programas culturales, deportivos, asistenciales etc.

La desorganización Política de ARBOL el cual solo es útil para ruedas de prensa y no para establecer núcleos políticos en las regiones para la transformación universitaria.
La estática posición de las universidades aparentemente nuestras en aras de proponer ante la falta de una ley de universidades adaptada al momento histórico y contando desde por lo menos 3 meses con una asamblea nacional constituyente, un capitulo Constitucional para la transformación universitaria y su incidencia en la sociedad. etc

Por último, seria ingrato no decir que mucho se ha hecho en materia reivindicativa, pero más es lo que se puede hacer profundizando en otros aspectos necesarios como un modelo educativo acorde al proyecto país, y eso es más importante, estoy convencido que la educación de pertinencia es una excelente hoja de ruta para concretar esa nueva sociedad donde ante el ataque imperialista por nuestros recursos naturales  porque como dijera Ribas “no se puede optar entre vencer o morir porque necesario es vencer”, el cual es posible con el compromiso de todos.

“Nos forjaremos en la acción cotidiana creando un hombre nuevo con una nueva técnica” Ernesto Che Guevara


marceldoubront@gmail.com